Historias de tu Autoria

Historias originales, Fanfics, Poesía y mucho más...
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Todo es posible - By Drivialida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Drivialida



Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 16/09/2012

MensajeTema: Todo es posible - By Drivialida   Dom Sep 16, 2012 9:47 pm



Copyright: 1909122331583

Resumen:

La vida siempre nos dará cosas de que maravillarnos… y a pesar de la incertidumbre que nos genere el amor y la devoción hacia alguien desconocido el lazo que nos une es incluso más fuerte que el poder del dolor… las apariencias suelen engañarnos y así guiarnos por caminos que creímos no andaríamos en esta vida, ni en las venideras… Incluso si el amor llega como un espejismo vago… algo intangible… un soplo de incertidumbre…
El misterio del amor… y la lentitud de la razón… y a pesar de cuanto se interponga frente a la felicidad sabrán que en esta vida… Todo es posible…

Por eso… antes de contar lo que pienso contarles, debo decir que… ante toda confusión siempre habrá un rayo de luz que ponga todo en su lugar…

H. Red




Capitulo 1
– Silueta –

Era una tarde más en la librería, el ambiente despedía cierta fragancia a eucalipto, un fondo musical completaba la atmosfera… estar aquí es todo un espectáculo, me encontraba en la sección de libros sobre historia universal, cierto tedio se apoderaba del lugar, aunque es bien sabido que las tardes como ésta (lluviosas y de viernes) no son muchas las personas que vienen a comprar… hoy realmente no había entrado ni un alma además de un tipo de traje negro a comprar un libro de cuentos infantiles, lamentablemente su visita tardo menos que el trayecto de una estrella fugaz, fue una ilusión, volví a suspirar por cuarta vez en la última media hora, volteé a ver el reloj, ¡faltaban dos horas para acabar mi turno!... Aarón, otro de los chicos que trabaja aquí, abandonó la tienda en busca de algo interesante en el centro comercial donde ésta se ubica, ahora solo quedábamos Sussan la chica de caja y yo que debía ayudar a los compradores a encontrar lo que buscaban…

Iba ya por mi quinto suspiro cuando entraron a la tienda varias chicas, eran colegialas, fueron a la sección en que me encontraba, eran tres de unos dieciséis años aproximadamente, reían discretamente quitándole un poco de pesadez al lugar, me acerqué a ellas para brindar mi ayuda – al fin y al cabo para eso me pagan –

¿Puedo ayudarles en algo? – pregunté atrayendo la mirada de las chicas sintiendo por una milésima de segundo los tres pares de ojos recorrían cada milímetro de mi pobre anatomía

Buscamos un libro que tenga que ver con la cultura griega… - me contestó una rubia de ojos verdes

Creo saber qué libro podría irles bien – comenté amablemente guiándolas hasta uno de los estantes que contienen las hazañas de los míticos héroes griegos, extraje un libro que a juzgar por la pinta de las chicas, no se ven las más intelectuales, podrían comprender – viene en forma de versos y leyendas – entregué el libro a la rubia dando por finalizada mi labor

Gracias guapo… - murmuró cuando ya estaba de espaldas y no podía ver su rostro, que supongo estaba bañado con una expresión de coquetería

Niñas – pensé mientras sonreía y caminaba a la sección de objetos hindúes, fijé mi vista en un jarrón enorme que siempre ha llamado mi atención, debo hacer constar que esta no es una librería muy convencional, es negro con acabados dorados y un fino material… vi como las tres chicas pagaban en caja el libro y salían de la tienda, el lugar volvió a quedar casi en silencio, caminé hasta el pasillo de música, ¿ya mencioné que no somos convencionales?, y allí la vi por primera vez… una chica de cabellera rojiza, con ropajes negros y rojos, un pequeño sombrero negro de copa adornaba su estilizada cabeza… estaba tan concentrada en la sección de música celta… parecía buscar algo con mucho interés… me acerqué lentamente… a medida que avanzaba pude apreciar otros detalles, su piel era de un color difícil de reconocer, como podría pasar por un moreno extremadamente pálido o un blanco cetrino enfermizo, además que su vestimenta era de un gótico irrefutable, en las muñecas varias pulseras extrañas, aunque juzgar por la apariencia se diría que eran de la plata más fina que puede haber, un anillo masónico de grado 33 descansaba en su dedo medio izquierdo, sus uñas delicadamente bañadas de un esmalte negro noche…

Un chaquetón cubría la mayoría de su cuerpo dejando a la vista sus botas negras de plataforma y acabados rojos, como se encontraba inclinada no pude conocer su estatura correcta, pero no parecía baja… llegué por fin cerca de ella e hice la pregunta obligatoria…

¿Te puedo ayudar en algo? – mi voz se escuchó extraña, un tono ansioso se vio reflejado en el sonido y cierto cosquilleo recorrió mi cuerpo en la espera de ver su rostro oculto por la lacia y larga cabellera rojiza o escuchar su voz… sin embargo todas mis expectativas cayeron al suelo al ver que ella negó con la cabeza en silencio sin voltear siquiera a ver a su interlocutor… me alejé lentamente, había algo en esa chica que me atraía… la vi enderezarse y coger un disco que reconocí, era de un grupo femenino llamado “Celtic Woman”, generalmente su música es religiosa y eso botó un poco mi teoría de que la chica fuera una gótica, además el anillo y el resto de las joyas parecían realmente finas, observé como caminaba rumbo a la sección de libros antiguos y tomar uno que era realmente grueso examinándolo minuciosamente, esta vez el cabello dejó ver el contorno de una nariz de rasgos finos haciendo juego con unos labios delgados y rojos tan rojos como su cabello, al fin vi su silueta avanzar rumbo a caja, discretamente me acerqué con el objetivo de ver su rostro ya que todo este tiempo la había observado de espaldas, estuve a punto de lograr mi cometido, pero para mi mala suerte en ese momento entró Aarón yendo directamente hacia mí, tapando la vista hacia la caja…

¡Hey hermano! ¿Adivina quien consiguió el número de Nancy del kiosco de relojes? ¡Pues yo! – se festejó frente a mi cara de ¡quítate!

Genial, que le aproveches… - dije moviéndome para alcanzar a ver su rostro, lamentablemente cuando alcancé a verla ella caminaba de espaldas en la salida de la tienda, pronto su delgada silueta se perdió…


Una ansiedad inexplicable se apoderó de mi, algo me decía que la siguiera… analizándolo es poco lógico querer seguir a un desconocido, podría tacharme de acosador… fue entonces que el reloj dio las cinco de la tarde… ¡mi turno había terminado!... Tomé mis cosas, me abrigué con la sudadera por aquello del frio y salí diciéndoles adiós al idiota de Aarón y a la callada Sussy.

Se suponía que debía ir a casa y me encaminé al estacionamiento del centro comercial, mis pensamientos estaban puestos en ella… esa extraña aparición que se estaba colando mu dentro de mí y es que todo en ella resultaba un enigma y el hecho de no haber visto su rostro la volvía aun mas un misterio… y en esos pensamientos andaba cuando sentí vibrar mi móvil lo saqué del bolsillo de mi pantalón y observé el aviso de un nuevo mensaje, era de mi hermano, me pedía unos materiales de la papelería, bufé mentalmente, la única que había en el centro comercial se encontraba en el tercer nivel y yo ya estaba en el estacionamiento…

Prometiéndome decapitarlo al llegar a casa volví tras mis pasos tomando nuevamente un ascensor llegando después de algunas paradas a la tercera planta, caminé hasta llegar al lugar… un tipo grandísimo (posiblemente ruso por sus rasgos físicos) estaba en la puerta de entrada de la papelería dando la impresión de esperar algo o a alguien, llevaba puesto un traje negro y lentes oscuros con algo en la oreja que parecía un intercomunicador… entré directamente a donde estaba aquello que me habían pedido, me encontraba tan concentrado en buscar que pasé desapercibida la extraña silueta que se encontraba cerca de mí, apenas fui consciente de su presencia hasta que su fina mano tomó algo que estaba justo frente a mí, un aroma boscoso llegó hasta mí, volteé esperando ver su rostro esta vez, pero fui muy lento y ella demasiado rápida, al girar completamente ella ya iba al final del pasillo, aun tuve una esperanza al pensar que le vería la cara cuando volteara para doblar al siguiente pasillo, pero ¡otra vez! Su cabellera se interpuso entre mis ojos y mi objetivo… ¿Acaso es mucho pedir verle la cara a una persona?...

Demás está decir que me sentí tan decepcionado que terminé de comprar todo lo que mi hermano me había pedido y me dirigí al estacionamiento, al salir del ascensor la vi, se encontraba parada como esperando algo, de pronto un Mercedes Benz se detuvo justo frente a ella, el chico que lo conducía le dijo algo que pude adivinar era una proposición de subir a su auto, el tipo gigante que había visto antes frente a la papelería se acercó a ella en tono desafiante y haciendo que el mercedes se fuera, la vi darle unas palmadita amistosas al gigantón trajeado antes de que un Jaguar de última generación se detuviera frente a ellos. El tipo de abrió la puerta de la parte trasera mientras él subía al lado del copiloto, vi el auto perderse en la salida del estacionamiento… aquel ultimo suceso me había confundido aún más, ¿quién era?, ¿qué la volvía tan atrayente? Y lo más importante… ¿por qué de cierta forma sentía la necesidad de saber sobre ella?

Llegué a mi Honda 2005, subí tirando la bolsa con el material en la parte trasera, me coloqué el cinturón de seguridad y emprendí el camino hacia casa… Traté de no pensar en ella, pero se me hacía imposible, mi mente ataba cabos y los desataba con una facilidad que no me conocía… tenía ciertos elementos como su apariencia gótica, joyas finas, algo que supongo es un ¿guardaespaldas?, automóvil de lujo, un anillo masónico… todo de cierta manera me tenia intrigado.

No pude evitar reírme al comprobar que - Ella – se había vuelto mi enigma personal… y si de algo estaba seguro es que no descansaré hasta saber… ¿Quién es ella?


[b]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Todo es posible - By Drivialida
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Todo es posible en Granada: Revisión de Spendor 2/3 por Javier Millán
» EL AMOR HACE TODO POSIBLE
» ¿Es posible mejorar la calidad de un archivo MP3 a través del iTunes?
» Posible cagada de pentax
» Todo fue una mentira

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Historias de tu Autoria  :: Historias Originales :: Historias Originales-
Cambiar a: